¿Por qué llevamos flores al cementerio?

Utilizamos las flores como regalo para diversos fines. Un ramo es la mejor forma de dar la bienvenida a un nuevo miembro de la familia y una corona el mejor modo de despedirnos para siempre de nuestros seres queridos. Desde hace muchos años, los arreglos florales han sido el mejor modo de honrar a nuestros muertos. Nuestra peculiar forma de transmitirles que les echamos de menos y que los llevamos en nuestro recuerdo a pesar de que ya no están. El día de Todos los Santos nos acercamos a los cementerios con coronas funerarias en Madrid y en cualquier otra punta del país y nos reunimos junto a las tumbas de nuestros familiares y amigos.

Estos adornos llenos de color y de vida nos ayudan en los duros momentos de duelo. Muchas son las diferentes culturas que deciden llevar flores a las tumbas de sus muertos. Sin embargo, el origen de esta tradición es mucho más antigua de lo que podemos pensar. La primera tumba en la que se tiene constancia que se depositaron flores, es de hace miles de años, concretamente en la Edad de Piedra.

Incluso en las cuevas donde se sabe que habitaban los neandertales se han hallado restos de polen junto a cadáveres, lo que podría ser un indicio de que estos vegetales se depositaban junto a los miembros fallecidos. Existen diferentes estudios sobre esta costumbre, sin embargo, se considera que en épocas tan primitivas esta medida se llevaba a cabo para enmascarar el olor a podredumbre fruto de la descomposición de los cuerpos. Parece ser que, también, se consideraba que una ofrenda floral en las tumbas era un detalle para aportar alegría en una nueva etapa, entendiendo la muerte como parte de la vida.

En Viridia Flores te contamos cuáles son los mejores arreglos florales para el próximo día de difuntos. Las dalias y los crisantemos son algunas de las variedades de flores más utilizadas para este tipo de ornamentos. Precisamente, los últimos se cultivan con diferentes tamaños y colores y son propios de estas fechas. Las violetas también son una opción recomendada por su color, pero sobre todo porque son unas flores muy resistentes al frío y a las heleadas características de estas fechas. Los lirios se relacionan con el amor a la familia y a los seres queridos, por ello también son una buena opción para honrar a nuestros muertos.