regalar flores

Orígenes de la tradición de regalar flores

Regalar flores se ha convertido en toda una tradición, más bien un clásico. Llevamos regalando arreglos florales desde tiempos inmemoriales. Seguro que relacionas este obsequio con fechas puntuales como el día de San Valentín o el día de la Madre. También, honramos a nuestros muertos con flores por todos los santos. Sin embargo, existen muchas otras fechas en las que las flores se convierten en un regalo ideal: cumpleaños o aniversarios, por ejemplo.

6 plantas comunes que son peligrosas para tu mascota

Dicen que el amor de tu mascota siempre será el más fiel e incondicional. Lo cierto es que nuestros pequeños amigos dependen de nosotros y son vulnerables. Tener un animal es casa es una responsabilidad, sobre todo porque muchas veces podemos tener a su alcance algo que sea perjudicial para su salud y ni siquiera saberlo. Si tienes un perro o un gato seguro que alguna vez te ha pedido una pequeña porción de eso que comes y que huele tan bien, el caso es que les gustan muchos alimentos que no son beneficiosos para ellos.

¿Por qué regalar flores cuando se visita a un enfermo?

regalar flores en Madrid

No conocemos a nadie que le guste estar en el hospital, y mucho menos si está enfermo o recuperándose de una operación. En estos casos, una visita de amigos y de familiares es siempre bien recibida. Aunque no seamos mucho de flores no nos desagrada la idea de que traigan algún ramo para llenar de color la habitación. Pero, ¿por qué es habitual regalar flores en Madrid cuando alguien está enfermo? Se trata de una tradición de hace muchos años y sirve para dar ánimos a la persona que se encuentra ingresada.

Cuidados básicos para bonsáis

¿Te han regalado un bonsái? Quizás, por la cara de sorpresa, no era lo que te esperabas. Lo más habitual cuando uno cumple años o celebra un aniversario es regalar flores en Madrid. Pero si lo que pretendían era ser originales, probablemente lo hayan conseguido. Los bonsáis o árboles en miniatura pueden llegar a vivir muchísimos años. Con los cuidados adecuados, el doble de lo que durarían en la naturaleza. De lo contrario, rápidamente se debilitarán y acabarán muriendo.